En la Escuela de Talentos Alta-Uach, en la ciudad de Valdivia, se llevó a cabo un taller de juegos de estrategia dirigido a jóvenes de 8° y 1° medio de entre 13 y 14 años, pertenecientes a diversas escuelas y liceos de comunas de la Región de Los Ríos.

El taller se llevó a cabo entre abril y julio y tuvo como objetivo fortalecer habilidades de pensamiento creativo individual y colectivo, orientado a desarrollar trabajo en equipo, estrategia y lógica en los niños y jóvenes, mediante el aprendizaje de diversos juegos de estrategia (Mundodisco, Dominion, Carcassonne, Boss Monster, Attila, Dixit y Locke&Key), además de la creación y confección colectiva de tres reseñas y un tutorial (como evaluación final).

Con ustedes la segunda parte de esta serie, realizada por Bárbara Barría, José López, Matías Tapia y Ronaldo Villablanca. Puedes revisar la primera parte con Carcassonne aquí.


Dixit es un divertido juego de mesa en el que los jugadores interactúan libremente. Creado por Jean-Louis Roubira, ilustrado por Marie Cardouat y diseñado por Regis Bonnessee, fue lanzado al mercado en el año 2008.

El juego ha ganado varios premios y reconocimientos como el Juego del Año en Francia y España en 2009, el Mejor Party Game en 2010 y el prestigios Spiel des Jahres en Alemania el 2010.

El juego original contiene 84 cartas ilustradas, aunque tomando en cuenta todas sus expansiones Dixit tiene un total de 511 cartas editadas. Precisamente,  Dixit consta de un total de siete versiones, contando la original y sus expansiones. En cuanto a las expansiones, en orden de fecha serían Dixit Quest (2010), Dixit Odyssey (2011), Dixit Journey (2012), Dixit Jinx (2012), Dixit Origins (2013) y Dixit Daydreams (2014).

¿En qué consiste el juego?

Se trata de imaginar una frase, palabra, gesto, sonido o canción, compartida por un cuenta-cuentos para que los demás jugadores descifren las ilustraciones, votando por la carta que se cree colocó el cuenta-cuentos. La versión original  consiste en 84 cartas (ilustradas por Marie Cardouat), 36 fichas de votos (6 de diferentes colores numeradas del 1 al 6), 6 conejos de madera y 1 tablero de puntuación.

Se deben repartir 6 cartas a cada jugador, el cuenta-cuentos elige una carta dice una frase o palabra, los otros jugadores eligen una de sus cartas y la colocan en el centro de la mesa, se revuelven, al final se ordenan las cartas al azar y luego viene la votación. Entonces cada jugador, excepto el cuenta-cuentos, vota por la carta que se cree colocó el cuenta-cuentos o por la carta que se asemeje a la palabra que dijo el cuenta-cuentos.

La forma de puntuación es curiosa: los jugadores que adivinen la carta del cuenta-cuentos ganan 3 puntos (y el cuenta-cuentos también), pero si todos aciertan ganan 2 puntos nada más y el cuenta-cuentos no, lo mismo que si nadie acierta. Por eso es importante que algunos adivinen y otros no, teniendo que inventar frases o palabras no demasiado evidentes. También, cuando se vota por la carta de un jugador (que no sea el cuenta-cuentos) se gana un punto por cada voto. Luego se reponen las cartas usadas sacando del mazo y se sigue jugando. El juego termina cuando se roba la última carta y el ganador es aquel que obtuvo más puntos, llegando más lejos con su conejo en el tablero.

Lo positivo

Es un juego divertido e inusual para jugar con la familia o amigos, especial para los que empiezan con los juegos de mesa debido a lo colorido y fácil de aprender a jugar, así como a la basta y amplia diversidad que tienen las cartas del juego.

Lo negativo

Quizás un aspecto negativo del juego es que tras mucho jugar se vuelve repetitivo y se satura, puesto que se genera demasiada familiaridad con las cartas, aunque ello puede ser superado adquiriendo expansiones.