Introducción

Pixel Tactics es una interesante propuesta de juego competitivo en base a cartas, en el cual destaca -a primera vista- la estética “pixelada” e inspirada por los juegos jRPG (Japanese Role Playing Games) que solíamos jugar en las antiguas consolas de Nintendo.

Hoy en día, está ciertamente de moda lo pixelado, lo retro, lo vintage. Todo lo que fue importante como parte de la cultura de los ochentas y noventas, hoy es parte de una nueva cultura pop. Pixel Tactics captura todo esto, en un magnífico arte gráfico, retratando abstractamente a diferentes personajes y figuras, apelando a la nostalgia del veterano gamer.

Contenido y Materialidad

Pixel Tactics, en su pequeña caja de 10,2 x 16,5 x 2.5 cms contiene los siguientes elementos:

  • 2 mazos de 25 cartas cada uno.
  • 2 cartas indicadoras de Oleadas.
  • 32 contadores de daño en cartón troquelado.
  • Reglas que funcionan también como playmat.

Siempre he considerado agradable los juegos que con pocos elementos, logran satisfacer un buen rato de entretención. Pixel Tactics, cumple con ello. Su pequeña caja, que cabe en cualquier espacio de un estante, posee dentro un par de elementos en excelente calidad  y todo listo para que dos personas puedan “llegar y jugar”. A pesar de todo lo bueno, un buen jugador sabe cuidar los buenos juegos, por lo cual es recomendable invertir extra en adquirir protectores de cartas para ampliar la vida útil del juego. No se venden las cartas sueltas como repuestos, así que sean cuidadosos y ¡compren protectores!

Mecánica de juego

En Pixel Tactics, cada jugador tomará un mazo de 25 cartas. Los mazos vienen construidos, y son fácilmente identificables por los colores que tienen en sus reversos. A través de estructurados turnos, los jugadores irán poniendo en un área de juego determinada sus cartas, las cuales obtendrán habilidades dependiendo de donde sean ubicadas. Con estas cartas se podrá atacar a las cartas del oponente. El objetivo: conseguir reducir los puntos de vida de la carta Líder del oponente.

A pesar de que lo anterior, sobre todo para quienes tengan experiencia en juegos de cartas coleccionables, les pueda parecer “nada del otro mundo”, les quiero comentar las mecánicas que hacen de Pixel Tactics un buen juego.

Dependiendo de qué personaje elija como Líder, cambiará completamente todo mi juego.

Cada carta, es un personaje; cada personaje, es un héroe; un héroe, al principio del juego, puede ser elegido como Líder. El Líder, entrega habilidades únicas y poderosas que afectan cómo serán mis jugadas durante la partida. De la mano inicial de 5 cartas, la primera gran jugada, es saber escoger sabiamente el mejor héroe para convertirlo en Líder.

En cada juego se cambia de Líder, y no pueden haber dos Líderes iguales en juego. Con esto, se asegura que cada juego sea completamente distinto.

Dependiendo en qué lugar del área de juego ubique un héroe, éste tendrá un comportamiento especial.

El área de juego, para cada jugador, está dividida en 9 espacios. Estos espacios se distribuyen en una especie de matriz de 3×3. En el centro se ubica el Líder. Frente al Líder, está la vanguardia. A los lados de él, estarán los flancos. Detrás del Líder, se ubicará la línea de retaguardia.

Cada carta de héroe, presenta habilidades detalladas que señalan cómo actuará tal personaje dependiendo su ubicación en el tablero.  Con esto, amplía aún más las posibilidades de juego, generando mayores variaciones para conseguir objetivos.

Elige sabiamente qué harás en tu turno, ¡sólo tienes dos acciones!

De todas las acciones posibles como por ejemplo robar una carta del mazo, sólo puedes realizar dos. Por lo cual, deberemos estratégicamente manejar y aprovechar este “recurso” intentando maximizar lo más posible el uso de estas acciones. Otras acciones son: Reclutar, Atacar, Ordenar, Retirar Cadáver, Reestructurar.

Estas 3 principales mecánicas hacen de Pixel Tactics un juego con una excelente rejugabilidad, permitiendo diferentes enfrentamientos con los mismos elementos, manteniendo e incluso aumentando la entretención de cada juego.

Jugabilidad

Me considero un gamer, desde niño que disfruto los juegos y videojuegos, además de desarrollarlos. Me son familiares muchos conceptos que se utilizan en este juego debido a mi experiencia. Sin embargo, siento que muchos de estos conceptos y mecánicas de juego, puedan confundir a los jugadores neófitos.

Si bien, el juego es muy fácil de comprender en lo básico, existen muchas situaciones generadas por los efectos de las cartas, que para alguien con experiencia las puede resolver de manera normal, mientras que una pareja de jugadores novatos les podrá traer un dolor de cabeza e intentarán resolver sus dudas volcándose a Internet.

Lamentablemente este juego está sólo publicado en idioma inglés. Con esto, limita que el juego pueda ser comprendido por cualquiera. Además, el juego posee un alto nivel de dependencia del idioma.

Conclusión

Pixel Tactics ofrece una interesante y entretenida experiencia de juego, simple en sus reglas generales, pero complejo en las habilidades de las diferentes cartas. Lo anterior no es un gran reto, ya que tras jugar la primera partida y conocer cada una de las cartas, se logra entender la mecánica general. En vez de reducir su jugabilidad con esto, aumenta considerablemente, ofreciendo al jugador muchas posibilidades de combinaciones entre cartas, su ubicación en el juego y la sinergia con el Líder escogido.

Su materialidad es buena, sin embargo se aconseja el uso de protectores para aumentar la vida útil del juego.

Es ideal para aquellos jugadores que ya tengan una experiencia previa con algún juego de cartas coleccionables. También aquellos que hayan logrado conocer juegos tácticos digitales como Final Fantasy Tactics o cualquier otro jRPG. Y es muy importante saber inglés para comprender reglas, cartas, FAQs, etc.

Su relación precio-calidad es muy buena, ya que por su precio sugerido de $10.990 (Devir Chile) dos personas pueden disfrutar de muchas horas de entretención.