La decisión de Hasbro Inc. de mantener Monopoly y otros juegos tradicionales –una medida osada en un mundo cada vez más digital– está dando frutos luego que una sólida temporada de fiestas de fin de año impulsara sus acciones a la mayor alza en 16 años.

Los positivos resultados del fabricante de juguetes se contraponen a los de Toys “R” Us Inc. y Mattel Inc., gracias en gran parte a juegos como Pie Face y Magic: The Gathering.

La división aumentó sus ventas en 11% a US$ 518,7 millones en el cuarto trimestre, informó el lunes la compañía. Eso junto con su primera temporada de Navidad con la licencia de Disney Princess y Frozen, ayudaron a que la compañía superara las estimaciones de ganancias y ventas de los analistas.

“La cartera de juegos de Hasbro es incomparable”, dijo el máximo ejecutivo de la compañía, Brian Goldner, durante una conferencia telefónica con analistas. “Apunta a un grupo demográfico y experiencias de juego más amplias que cualquier otra compañía”.

Las acciones de Hasbro subieron el viernes un 17% a US$ 96,34, la mayor alza intradía desde febrero de 2001. La acción ya había registrado un avance de 10% en los 12 meses hasta el viernes.

Superando las estimaciones
Los ingresos aumentaron 11% a US$ 1,630 millones, superando el promedio de las proyecciones de analistas de US$ 1,500 millones, el segundo desempeño sólido consecutivo de Hasbro.

Cuando las tablets se masificaron en esta década, las ventas de juegos tradicionales se vieron afectadas conforme los consumidores pasaban más tiempo en aparatos móviles. Desde entonces la tendencia ha disminuido debido a que tanto adultos como niños han vuelto a las experiencias de contacto directo.

El año pasado, las ventas de juegos en todo este sector industrial de los Estados Unidos aumentaron 21% a US$ 307 millones, según NPD Group.

Hasbro aumentó su cuotas de mercado en importantes mercados como Estados Unidos, Reino Unido, China, Brasil y Rusia, señaló Goldner. El fabricante de juguetes experimentó una fuerte demanda a nivel mundial, especialmente en Estados Unidos, agregó.

El desempeño de Hasbro presenta un fuerte contraste con el de Mattel, cuyas ventas disminuyeron significativamente en las tres primeras semanas de diciembre.